Del amor y otros demonios(la gallofa tuitera y II)

Como decíamos ayer, basta asomarse un rato a Twitter para comprobar las grandes dosis de ingenio y humor corrosivo que se gasta lo que dimos en llamar ‘la gallofa tuitera’, siendo el sexo y la escatología dos de sus temas fetiche, aunque estas dos temáticas no compendian ni agotan toda su creatividad, ya que son capaces de sublimar el objeto de sus reflexiones y, por ejemplo, abordar temáticas tan líricas y nebulosas como el amor. Así, @antoninomora hacía notar sus benéficas influencias para la autoestima tuiteando “Que te digan ‘te quiero’ y tú contestes ‘lo sé’ #putoamo”, más a tumba abierta, si cabe, @raquelsastrecom confesaba “me gustas lo suficiente como para sentirme culpable cuando me acuesto con otros. #RomanticismoRazonable”, mientras que @Nico_tico exploraba una veta más trascendente y fatalista, reflexionando que “Se comienza como desconocidos. Luego como amigos. Luego como novios. Se termina como desconocidos. Este es ciclo de hoy en día”.

Ahondando en las hieles del desengaño y sus pequeñas mezquindades en los tiempos 2.0, @arezno proclamaba “Vamos a la playa, que es que tengo que ponerlo en Facebook, porque mi ex está de vacaciones y yo tengo que hacer como que soy feliz”. @ArturoDminguez, por su parte, deslizaba la cuestión hacia los fangos de la infidelidad sentenciando que “el 60% de los hombres les son infieles a su pareja, el 40% restante no tiene pareja”, además de la poca fiabilidad masculina, sus criterios estéticos también eran puestos en entredicho por @bitterconch que sentenciaba de manera lacónica pero no por ello menos demoledora “hombres del mundo, mira que os gustan las garrulicas”, aunque la masculinidad menos disidente a los imperativos de cierta feminidad tampoco consigue evitar la flagelación y el escarnio, en este caso de sus congéneres, “hombres que se hacen llamar así pero que mean sentados … Un ejemplo: @borrellamas”, denunciaba el ya citado @antoninomora.

Puestos a satirizar no se iban a escapar tampoco la inmadurez congenita de los hombres , así un enrabietado @Skhizeinn bramaba contra los “tuiteros que se nota que sus madres los han estado duchando hasta los 23 años”, sin obviar advertencias apocalípticas como la de @Odiogel “chavalada, sólo recordar que se empieza con medio gramito y traje en fin de año y se acaba de gorrilla en el parking del mercadona”. Con todo, la incontinente @raquelsastrecom no dejaba de ver el lado positivo de la cuestión reflexionando “lo bueno de que tu hermano de 25 años pida para reyes el traje de Darth Vader, es que sabes que nunca tendrá novia y te ahorras otro regalo”, al tiempo que profundizaba en la misma vertiente sentenciosa añadiéndole ribetes irreverentes en su relación con lo trascendente tuiteando “en Navidad celebramos que a la madre de Jesús se la zumbó una paloma”. Más preocupado por la dicotomía concreta entre ciencia y religión @laquintacolumna,por su parte, hacía notar que “dar una misa en una universidad es como si yo me dedico a ir por la catedrales recitando “El origen de las especies”.

Los famosos en sus diversas derivas suelen ser una víctima propiciatoria de la gallofa tuitera, así la gran @Barbijaputa arremetía contra el pobre Fran Perea con la acusación de ser “el precursor del 90% del lesbianismo en España”. De manera no menos tremendista @Albertoenserie llamaba la atención sobre que David Bisbal actuaba en Teatro Real en medio de la pasividad de los organismos internacionales (“Y la ONU sin intervenir”), aunque en crudeza en esto como en todo nadie puede superar a @masaenfurecida que afirmaba que “con su debut literario Rafa Mora ingresará en un club muy selecto: los que han escrito más libros de los que han leído”.

Pero si hay un ámbito que no podían obviar por ser expertos en la materia ese es el de las redes sociales y la tecnología, dispersando análisis funcionales como el de @es_gravissim, que diagnosticaba que “hay más vida en Marte que en Google+” o erigiendo auténticos manifiestos vitalistas en unos cuantos caracteres como el de @QueMeDejesYa para quién “La vida es demasiado corta como para andar quitando el USB con seguridad”, y eso por no hablar de reflexiones sobre la soledad impregnadas de existencialismo social media como hacía @abelsindahaus que escribía amargamente: “Cientos de followers en twitter. Noventa amigos en FB. Cinco en la cuadrilla. Dos padres. Una novia. Cuanto más me conocen, menos quedan”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: